25 de Noviembre de 2013

Neurociencias en el deporte: Entrevista a Pablo Fernández

“Producir nuevos aprendizajes y respuestas en las personas no es fácil y fue así que empecé a investigar por mi cuenta sobre el cerebro y su funcionamiento”.

Aplicación de la Neurosicoeducación en el deporte.

Entrevista a Pablo Fernández

El hockey es su pasión y mucho de su tiempo está enfocado en perfeccionarse en todo lo relacionado con ésta disciplina. “Me dedico a trabajar con videos, a investigar y estudiar. De esta manera, surgió esta posibilidad de la Neurosicoeducación”, nos contó Pablo Fernández, de 40 años, quien es profesor de educación física y también entrenador de Hockey desde hace 22 años.

Su relación con este deporte comenzó cuando era un niño (tenía 7 años) y se afianzó con el paso del tiempo. Los comienzos lo encontraron en la Argentina, jugando y dirigiendo en varios clubes como Arrows, Los Cedros, Universidad de Belgrano, Club Ciudad de Buenos Aires, Club Banco Provincia, entre otros más. Luego el horizonte trajo un viaje debajo del brazo y Europa fue el nuevo lugar para seguir despuntado su vicio. Actualmente, es entrenador del equipo femenino la Real Sociedad, en España, y del Seleccionado Italiano masculino. Pablo nos dice que la vida en el viejo continente junto a su novia, la ex jugadora del seleccionado argentino de Hockey, Sol Parral, es muy enriquecedora, pero que la distancia genera una incómoda sensación de desarraigo, que se atenúa con las nuevas formas de comunicación.

¿Cómo te surgió la necesidad de buscar información distinta de la que ya tenías?

Siempre estuve interesado en buscar nuevas herramientas para poder aplicar a los entrenamientos y así mejorar la forma de entrenar a los equipos. Producir nuevos aprendizajes y respuestas en las personas no es fácil y fue así que empecé a investigar por mi cuenta sobre el cerebro y su funcionamiento, hasta que encontré la Formación en Neurosicoeducación y me decidí a hacerla.

¿Qué te sumó la Neurosicoeducación?

Lo primero fue un punto de vista distinto para observar nuestras acciones y las de los demás, y luego los conocimientos para poder entender al cerebro y sus respuestas al entorno.

Con estos nuevos conocimientos, ¿qué tipo de aplicación se te ocurrió?

La información que buscaba siempre estuvo pensada para ser aplicada en mi profesión, y de manera automática así lo fui haciendo. También me gusta despertar el mismo interés por esto nuevos conocimientos en los demás y aprovecho en cada charla o capacitación que deba dar para hablar 10-15 minutos de la Neurociencia y su aplicación en el Hockey.

¿Cuál fue la reacción que tuvieron los grupos cuando quisiste aplicar tu nueva metodología?

No sé si ellos se dieron cuenta, porque la he aplicado en mí para generar cambios en ellos. Al mejorar la comprensión sobre muchos temas relacionados con el cerebro y su aplicación en la educación es imperativo el cambio que se produce en el entrenador.

¿Qué cambios observaste en el comportamiento de los grupos?

Son cambios lentos y difíciles de cuantificar, pero lo principal ha sido una mejor llegada del mensaje al jugador.

¿Cuánto tiempo necesitaste para que los grupos aceptaran la nueva propuesta?

Ellos no fueron conscientes de una nueva propuesta, porque el cambio se produjo en mí; son pequeños detalles que se implementan y se valoran de una manera más científica y te ayudan a preparar los entrenamientos, presentar las charlas, entrenar y evaluar al equipo. Fuera del terreno de juego, los tiempos de las charlas, las maneras de presentación, el orden en las escenas del video, la utilización de las pausas y del humor, la iluminación son algunos ejemplos. En el campo de juego, detalles como el orden de los ejercicios y su presentación, la eliminación de la incertidumbre, el ajuste entre repetición y monotonía, la activación por contagio, la búsqueda de la liberación de dopamina como motor inicial, el reconocimiento de las etapas del aprendizaje, la correcta creación de los estímulos ...durante la competición, anticipar respuestas a posibles reacciones instintivas del jugador, reconocimiento de las propias emociones y de las del jugador, acciones para racionalizar algunos momentos emocionales, etc.

A fin de compartir tus conocimientos y experiencias, ¿nos podrías contar algunas de las actividades llevadas adelante con los grupos?

Una muy efectiva y en la que se involucró a parte del staff fue el hecho de cambiar las entradas en calor tradicionales por otras con determinados estímulos y juegos para  poder producir una liberación de dopamina en el jugador, mejorando así su predisposición para el entrenamiento técnico sucesivo.  Obviamente, la buena predisposición del preparador físico para entender y adaptarse a esa metodología fue muy importante.

A partir de esta nueva información que adquiriste, ¿cómo hiciste para quitarle presión al grupo a la hora de afrontar ciertos desafíos?

Es muy importante trabajar en uno mismo para que las neuronas espejo puedan luego reflejar el estado que uno considera adecuado para el momento. También parte de la presión se puede eliminar al disminuir la incertidumbre y al llevar todo a un terreno conocido.

¿Qué resultados obtuvo hasta el momento?

Estoy muy conforme con la aplicación de los conocimientos de la Neurosicoeducación, y está claro que la Neurociencia es una herramienta que se integra muy bien al conjunto de todas las otras necesarias en la preparación de un equipo.

¿Cuál será el próximo paso? 

El próximo paso será continuar aplicando los conocimientos, ahora en el equipo de hockey de la Real Sociedad, e integrarlos a los nuevos de la formación en Neursicoentrenamiento.


Te invitamos a conocer nuestra página de Facebook: NeurocienciasAsociacionEducar. Actualmente 801480 personas disfrutan de nuestras publicaciones gratuitas.