28 de Marzo de 2017

Etimología: ¿por qué la anorexia y la bulimia llevan adosado el término nervosa?

El término nervio en griego se refería por igual tanto a una fibra como a un estado de ánimo.

Artículo de uso libre, sólo se pide citar autor y fuente (Asociación Educar para el Desarrollo Humano).


La palabra anorexia proviene del prefijo griego a (negación) y orégo (apetecer); literalmente significa inapetente. Consiste en un trastorno grave de la conducta alimentaria caracterizado por el rechazo a mantener el peso corporal en los valores mínimos normales. El médico Richard Morton fue el primero en proponer el término anorexia nervosa hacia 1689. Por su parte, el término bulimia deriva del griego boulimos, precedente de la fusión de bous (buey) y limos (hambre), equivale a hambre de buey.

Sneu proviene del indoeuropeo y representaba a una cuerda, es decir, un objeto para atar.

Este uso, cuando lo retoma Empédocles en sus estudios de anatomía, pudo tener al menos 1.500 años de antigüedad. Lo empleó como una cuerda extendida que ligaba el cerebro con los demás órganos corporales; dicho de otro modo, aquello que sujetaba al cerebro con el resto del cuerpo era una cuerda.

En diversos idiomas el concepto de nervio está etimológicamente emparentado: nerve, en inglés; nerf, en francés; nerv, en alemán; nervo, en italiano y nervio, en español.

Es interesante destacar que el término nervio en griego se refería por igual tanto a una fibra como a un estado caracterizado por tristeza, cansancio, temor y emotividad, por lo que la vinculación entre la falta de apetito (anorexia) o su exceso (bulimia) se asoció a un estado mental, emocional.

¿Cómo entonces se relacionó la etimología nervosa con la bulimia y la anorexia? Como hemos visto, es posible suponer una asociación de esta enfermedad con la tristeza, el cansancio, el temor y la emotividad.

Es muy probable que la etimología tomada por Morton fuera una figura retórica, la cual alude a un problema del orden “de los pensamientos” como alegoría de lo nervioso o emotivo.

En la actualidad la anorexia y la bulimia son trastornos multifactoriales como tantos otros y sinónimos de la incertidumbre etiológica (“palabras inciertas que dicen cosas inciertas, pero nos dicen”, como nos recuerda el Premio Nobel en Literatura Octavio Paz).

De la voz neura derivó una familia de palabras, como neurona, nervio, neuralgia, neurastenia, neurótico y, posiblemente, nuera. El término neurona, que denomina a la célula nerviosa, fue acuñado por el profesor Heinrich Waldeyer, con base en los trabajos del médico Louis-Antoine Ranvier y del histólogo español Santiago Ramón y Cajal. Por su parte, neuralgia (del latín moderno neuralgia, de neur, nervio y algia, sufrimiento, dolor, usado primero en el francés névralgie) hace referencia al “dolor intenso a lo largo de un nervio”.

Bibliografía:

Imagen: www.freeimages.com


Te invitamos a conocer nuestra página de Facebook: NeurocienciasAsociacionEducar. Actualmente 777038 personas disfrutan de nuestras publicaciones gratuitas.