¿Al estar tristes percibimos los colores de forma diferente?


Material de uso libre, sólo se pide citar la fuente (Asociación Educar).


Generalmente al hablar del sentimiento de tristeza todos recurrimos al color gris para teñir nuestro estado de ánimo. Esto que simplemente era pensado como un recurso poético tiene asidero científico luego de que estudios realizados por el psicólogo Christopher Thorstenson y su equipo, provenientes de la Universidad de Rochester, de Estados Unidos, confirmaran cómo las emociones tienen influencia en la apreciación del color.

A partir de estos trabajos se puso de manifiesto que quienes están tristes muestran dificultades para reconocer los colores azul y amarillo. Para arribar a esta resolución se realizó una prueba de la cual participaron 127 estudiantes que fueron divididos en dos grupos por los investigadores. Uno de ellos debió ver una película triste, mientras que el otro disfrutó de una comedia. Luego todos tuvieron que someterse a un test que constaba de apreciar 48 manchas de color, para después indicar si eran rojas, verdes, amarillas o azules.

Los jóvenes que habían visto el drama tuvieron más problemas para saber cuál era el color correcto cuando se trataba de ver las formas amarillas o azules, mientras que en las otras dos no hubo diferencias al momento de distinguirlos. 

En un estudio posterior, realizado con 130 personas, se repitió la tarea, aunque esta vez los participantes observaron un clip neutro y uno triste. Las conclusiones de la experiencia se mantuvieron.

Si bien los autores de las experiencias aún no conocen la verdadera causa de este fenómeno, creen que estaría vinculado con la función de los neurotransmisores, ya que otros trabajos mostraron cómo la dopamina (comúnmente asociada con la sensación de placer) tiene injerencia al distinguir correctamente el color azul o el amarillo.

“Nuestros resultados muestran que el estado de ánimo y las emociones afectan cómo vemos el mundo que nos rodea. Lo nuestro es un avance en el estudio de la percepción, ya que muestra cómo la tristeza perjudica procesos visuales básicos vinculados con la percepción del color”, aseguró Thorstenson.

Más curiosidades: clic aquí.


Te invitamos a conocer nuestra página de Facebook: NeurocienciasAsociacionEducar. Actualmente 659437 personas disfrutan de nuestras publicaciones gratuitas.