¿Por qué nos sonrojamos?


Material de uso libre, sólo se pide citar la fuente (Asociación Educar).


Cuando nos vemos involucrados en una situación que nos provoca vergüenza nuestro cuerpo activa de forma completamente involuntaria el sistema nervioso simpático (SNS) ―que de simpático tiene muy poco―, el encargado de prepararnos para luchar o huir de una determinada circunstancia. Por esta razón también es que muchas veces una de las primeras reacciones al cometer un error es querer salir corriendo, para escapar del lugar de los hechos.

Entre los principales cambios sufridos por nuestro organismo se encuentra la liberación de noradrenalina, encargada de aumentar el ritmo cardiaco y acelerar la respiración, llevando mayor flujo de sangre y oxígeno a los músculos a través de los vasos sanguíneos que se encuentran dilatados por este proceso. Por consiguiente, muchos de los capilares sanguíneos del rostro, al estar ingurgitados de sangre, permiten ver con mayor facilidad el flujo de sanguíneo trasladado a nuestra cara, creando así la imagen de sonrojamiento.

Más curiosidades: clic aquí.


Te invitamos a conocer nuestra página de Facebook: NeurocienciasAsociacionEducar. Actualmente 659437 personas disfrutan de nuestras publicaciones gratuitas.