10 de Noviembre de 2014

Clases cerebralmente amigables para que sus alumnos recuerden lo que usted les enseña (segunda parte)

Una clase cerebralmente amigable está compuesta de 7 pasos. Aquí verás la quinta instancia de un plan para lograr el pasaje del aprendizaje de la memoria de trabajo a la de largo plazo.

Artículo de uso libre, sólo se pide citar autor y fuente (Asociación Educar).


Leer: primera parte; tercera parte; cuarta parte.

Paso 5: Práctica

Es el momento de transferir la información de la memoria de trabajo a la de largo plazo a través de las cinco “carreteras” de memoria. 

Para practicar se necesitan múltiples ejercicios, con el fin de lograr que una red neuronal se vuelva permanente. Para consumar este objetivo se requiere de repetición. Asimismo, la información también se consolida mientras dormimos.

Sello neocortical: Recordamos mejor si procesamos totalmente el nuevo tema.

El aprendizaje de habilidades requiere de al menos 24 prácticas para alcanzar un 80% de eficiencia. Por esto debemos fomentarles a nuestros alumnos numerosos episodios de práctica elaborada para que puedan aprender.

Sello neocortical: Las memorias deben ser ejercitadas en múltiples formas para poder depositarlas en varias y diferentes áreas cerebrales.

Las memorias de largo plazo son redes neuronales que han sido fortalecidas mediante la repetición. Necesitamos que los alumnos practiquen más allá de la perfección para asegurarnos que las conexiones en las áreas de la memoria sean permanentes.

Sello neocortical: Alguna información debe ser sobre-aprendida para que se vuelva permanente.

Sello neocortical: Múltiples experiencias llevan a memorias más sólidas.

Las memorias se consolidan durante el sueño con movimientos oculares rápidos (MOR). Hay trabajos que demuestran que aquellos alumnos que duermen 6 horas luego de una sesión de aprendizaje recuerdan mucho menos que los que lo hicieron durante 8 horas.

¡El nuevo aprendizaje se practica durante el sueño! Las redes neuronales que se han formado durante el aprendizaje se reconectan con el sueño.

Muchos estudiantes utilizan un sistema de estudio que prioriza las evaluaciones: estudian hasta altas horas de la noche, durmiendo sólo un par de horas y levantándose muy temprano para repasar el tema.

Con esta estrategia puede que consigan depositar suficiente información en la memoria de trabajo (de corto plazo) para que les vaya aceptablemente bien en la evaluación.

Pero, por supuesto, no han guardado la información en la memoria de largo plazo ya que no durmieron lo suficiente como para lograr que las conexiones neuronales se fortalecieran. Por todo esto, si bien pueden sacar una buena nota en la evaluación, sus conocimientos se “evaporarán” en poco tiempo.

Sello neocortical: El estudiar por las noches es una manera de olvidar más que de recordar.

Sello neocortical: La tarea provee múltiples prácticas y aumenta los logros académicos de los alumnos.

El conocimiento de las diferentes “carreteras” de la memoria ayuda a identificar las distintas estrategias de práctica

Memoria semántica: la instrucción semántica es la que más utilizamos en la escuela, sin embargo no es la única vía de aprendizaje que tenemos en nuestro cerebro.

Carretera episódica: es la que deposita memorias de eventos y localizaciones.

Carretera emocional: es la más poderosa de todas; deposita nuestras memorias de los eventos emocionales. amigdalaLa Amígdala cerebral es el factor que más afecta lo que recordamos o no. Sus múltiples conexiones le permiten comunicarse inmediatamente con otras estructuras neuronales cuando algo es emocionalmente importante de recordar.

Carretera de procedimientos: es utilizada para la memoria muscular y aquellos procedimientos básicos que practicamos en forma repetida hasta que se vuelven automáticos (andar en bici, manejar un auto, etc.).

Carretera automática (o aprendizaje condicionado): nos permite condicionar ciertas memorias. Es el clásico aprendizaje asociativo o Pavloviano.

Todas estas carreteras de memoria nos proveen de múltiples posibilidades de diseñar diferentes experiencias de aprendizaje para nuestros alumnos.

Para que el aprendizaje sea transferible debemos utilizar la mayor cantidad de circuitos posibles y, por lo tanto, el mayor número de contextos de aprendizaje que podamos (lo que hará más probable que el conocimiento sea transferible). 

La práctica posibilita que se produzcan cambios permanentes en las redes neuronales. Si la información puede ser depositada a través de todas las carreteras de la memoria, entonces luego se podrá tener acceso a ella a través de varias claves.

Leer: primera partetercera parte.


Te invitamos a conocer nuestra página de Facebook: NeurocienciasAsociacionEducar. Actualmente 892655 personas disfrutan de nuestras publicaciones gratuitas.