Las neuronas multipolares poseen un elevado número de dendritas que sirven como canales de comunicación. Esto posibilita el procesamiento de múltiples contextos y situaciones, algo que evolutivamente es fundamental para prestar atención a diferentes estímulos en paralelo.
  • 26 de Febrero de 2018

Ilustración neurociencias: Neurona multipolar

Las neuronas asumen morfologías que pueden ser de tres tipos distintos: multipolares, bipolares o unipolares. En el caso de las multipolares, poseen un elevado número de dendritas que sirven como canales de comunicación. Estas clases de células nerviosas tienen la capacidad de enviar cantidades enormes de información y son altamente eficientes para permitir el procesamiento de múltiples contextos y situaciones, lo que evolutivamente es indispensable para que nos podamos mover y cambiar de situaciones o para prestar atención a diferentes estímulos. Cabe destacar que las neuronas multipolares pueden llegar a distinguirse por tres variedades: neuronas de axones largos, neuronas de Golgi I y neuronas de Golgi II, categorías neuroanatómicas fundamentales para comprender su tamaño, extensión y estructura.

Aunque resulte insólito, aún es muy poco lo que se sabe sobre los mecanismos subyacentes al desarrollo morfológico básico de las neuronas multipolares, ya que por el momento no contamos con herramientas de neuroimagen lo suficientemente avanzadas como para explicarnos qué información pasa por todas y cada una de las dendritas de una neurona multipolar. Tampoco sabemos con precisión si dicha información se divide en segmentos o bloques o si más bien se integra en un único evento funcional, lo que abre fascinantes posibilidades en materia de investigación.

Una de las características más destacadas en las neuronas multipolares es que demuestran un rasgo evolutivo muy relevante en el manejo de la información. Esta clase de neurona, la más numerosa en todo el sistema nervioso central (SNC), es la que más información pueden enviar de una neurona a otra, hecho que es una facultad indispensable para que nuestra especie esté en condiciones de entender, procesar y explicar múltiples contextos en variadas situaciones, tales como ser capaces de cocinar al tiempo que conversamos o escuchar si nuestro perro ladra, atender a los niños, caminar, pensar en que se nos hace tarde para el trabajo, al mismo tiempo que hacemos planes a ultra-corto plazo.

Finalmente, en cuanto a forma se refiere, las neuronas multipolares pueden ser fusiformes, estrelladas o también piramidales. Esto quiere decir que al igual que los rostros humanos, las neuronas también tendrán pequeños rasgos distintivos que las diferenciarán de las demás, pese a que en su naturaleza sean casi idénticas. Esto quiere decir que la experiencia también moldea la forma de las neuronas y la eficiencia de sus funciones, permitiendo que nunca encontremos dos cerebros iguales.

Bibliografía:

  • Mizutani K. (2018). Physiological significance of multipolar cells generated from neural stem cells and progenitors for the establishment of neocortical cytoarchitecture. Genes to Cells, 23(1):6-15. doi: 10.1111/gtc.12546.
  • Iwai, R. (2018). A Prdm8 target gene Ebf3 regulates multipolar-to-bipolar transition in migrating neocortical cells. Biochemical and Biophysical Research Communications, 495(1):388-394. doi: 10.1016/j.bbrc.2017.11.021.
  • Barnat, M., Le Friec, J., Benstaali, C., & Humbert, S. (2017). Huntingtin-Mediated Multipolar-Bipolar Transition of Newborn Cortical Neurons Is Critical for Their Postnatal Neuronal Morphology. Neuron, 93(1):99-114. doi: 10.1016/j.neuron.2016.11.035.
  • Wang, X., et al. (2015). The Krüppel-Like Factor Dar1 Determines Multipolar Neuron Morphology. The Journal of Neuroscience, 35(42):14251-9. doi: 10.1523/JNEUROSCI.1610-15.2015.

Autor: Dr. Nicolás Parra Bolaños

  • Clasificado como Investigador Junior (IJ) de Colciencias (Colombia).
  • Neurosicoeducador Certificado por la Asociación Educar para el Desarrollo Humano (Argentina).
  • Doctor en Ciencias de la Educación, Universidad Cuauhtémoc (México).
  • Máster en Neuropsicología, Universidad Internacional de la Rioja (España).
  • Licenciado en Psicología, Universidad Católica Luís Amigó (Colombia).
  • Co-Director Grupo de Investigación GRIESO de la Institución Universitaria Marco Fidel Suárez (Colombia).
  • Coordinador a Nivel Internacional del Laboratorio de Neurociencias y Educación de la Asociación Educar para el Desarrollo Humano (Argentina).
  • Director Grupo de Investigación GRINSES de la Fundación Pampuri – ONG Internacional (Colombia).
  • Revisor para artículos científicos de las siguientes publicaciones: Revista de Ciencias de la Salud, Revista Latinoamericana de Ciencias Sociales, Niñez y Juventud, Revista Praxis, Revista Internacional de Psicología, Revista de Psicología de la Universidad de Antioquia, Revista Perspectivas en Psicología, entre otras.
  • Publicó artículos científicos en las prestigiosas revistas: Revista de Neurología, Panamerican Journal of Neuropsychology, Revista Chilena de Neuropsicología, Revista Educación y Futuro Digital, Revista Electrónica de Investigación y Docencia Creativa, Revista Mexicana de Neurociencia, entre otras.